5 julio, 2022

Participa Gobierno de Baja California con la CILA en reunión binacional sobre abasto de agua del Río Colorado

REDACCIÓN
THE BAJA POST

Encontrar soluciones que permitan mantener, de forma sostenida y sustentable, el abasto de agua del Río Colorado, fue el objetivo central de la Reunión Binacional del Grupo de Seguimiento del Acta 323, en la cual participó el secretario para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua, Francisco Alberto Bernal Rodríguez.

Bernal recordó que el Tratado de Aguas entre México y los Estados Unidos firmado en 1944, asigna a México una dotación anual de agua de mil 850 millones 234 mil metros cúbicos (Mm3), que se recibe por el Rio Colorado, considerada la principal fuente de abastecimiento de agua para el estado.

Como parte de las medidas de cooperación que se realizan a nivel binacional se están considerando medidas adicionales de conservación de agua en ambos lados de la cuenca que puedan aportar volúmenes de agua a las presas del sistema.

Se presentaron las condiciones hidrológicas que prevalecen en la cuenca del Río Colorado, las cuales para 2023, continúan similares y tienden hacia la baja para los próximos años; “Sin embargo, las decisiones sobre aplicación de recortes y ajustes se celebran en agosto de cada año, para lo cual se están evaluando los escurrimientos del presente año en la cuenca ya que las nevadas y precipitación son la fuente principal de entradas de agua al sistema de presas de la Cuenca Alta que abastece a los usuarios de la Cuenca baja”, detalló Bernal.

En ese sentido, en el Acta 323 se tienen disponibles recursos del orden de los 630 millones de pesos (31.5 millones de dólares), a fin de impulsar proyectos de conservación de agua, como pueden ser revestimiento de canales, mejoras a la medición en estos, nivelación de tierras agrícolas, modernización de los sistemas de irrigación y aplicación de nuevas tecnologías, descanso de tierras, entre otros, que ya se desarrollan en la parte estadounidense, desde hace 15 años, y que han logrado elevar el nivel del embalse del lago Mead, explicó el secretario Bernal.

La CILA continuará celebrando reuniones con la frecuencia que sea necesaria para informar a los usuarios de la cuenca de ambos países, en seguimiento a la evolución de las condiciones del sistema y sobre las medidas que se vayan adoptando.

Añadió que el estado de Baja California, por su parte, deberá trabajar hacia el interior de sus instituciones, en el ámbito que le corresponde, en cuanto al suministro de agua a las ciudades, industria y servicios, a fin de buscar medidas de ahorro y mejor manejo del agua, mejoramiento de la infraestructura e identificación de nuevas fuentes, principalmente para la zona costa, en coordinación con las autoridades federales, además, con los propios usuarios agrícolas del Valle de Mexicali y en general, con los beneficiarios de la Cuenca del Rio Colorado y de manera binacional.

Durante la reunión, se contó con la participación de las Comisionadas de las dos secciones de la CILA, del director general de la Comisión Nacional del Agua y representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores; del lado estadounidense, estuvieron presentes representantes de los departamentos de Estado y del Interior, así como de los estados que tienen presencia en la cuenca y las organizaciones de la sociedad civil que participan en el proceso binacional.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: