28 septiembre, 2020

Lamentable golpeteo político, cara a cara, el Gobernador del Estado y el Alcalde de Tijuana se enfrentan en el marco del 2021

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

La barredora electoral llamada MORENA, despertó la voracidad política de muchos en Baja California y en todo el país, la muestra es la pugna interna por la sucesión en el partido, nacional y local, sin embargo, la guerra de declaraciones entre el gobernador Jaime Bonilla y el alcalde de Tijuana Arturo González, es una triste muestra de lo que estos triunfos morenistas han despertado en algunos.

Un enfrentamiento abierto entre dos figuras políticas de primera línea en Baja California, por un lado y por el otro una metáfora de lo que es MORENA actualmente, es el partido al que todos quieren unirse, porque creen que (como dice alguien por ahí) es un “ganar-ganar, es esa cruel conveniencia que forma parte de la naturaleza humana.

González dice que no, pero es clara su intención de ser candidato a Gobernador de Baja California en 2021, sin embargo, el Gobernador Bonilla dice que no es momento de hacerse promoción y considera desde sus puntos de vista personal, que el edil tijuanense está promoviendo una agenda electoral a través de intensas campañas en medios de todo el estado y lo he exhortado a ponerse a trabajar.

Los ataques de Bonilla han ido en aumento, el último mensaje que le mandó a González Cruz fue decirle que “las puertas de mi oficina están abiertas para recibir al Alcalde de Tijuana”, sin embargo, más adelante le dice textualmente: “…en repetidas ocasiones hace un llamado a la cordura y al trabajo. La cordura siempre ha existido, de mi parte, y el trabajo es lo que le hace falta a él”

Las respuestas de González Cruz han sido directas y sin mucho “temor” a la investidura de Bonilla como Gobernador, mientras que Bonilla ha echado mano de su “patiño” Oscar Pérez médico familiar, que ahora parece que es un psiquiatra “iluminado” (porque especialidad no tiene) y pasó de firmar incapacidades, a diagnosticar enfermedades mentales y al mismo tiempo burlarse del Presidente Municipal de Tijuana diciendo que es obsesivo compulsivo y dando otros diagnósticos para los que no está calificado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: