29 mayo, 2023

La “verdad histérica” de los 43 de Ayotzinapa, Murillo Karam detenido AMLO inculpa a Peña Nieto

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJ APOST/EDITOR

Salimos de la llamada “verdad histórica” para entrar a la “verdad histérica”, para el caso de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, 43 seres humanos desaparecidos cuando Enrique Peña Nieto era Presidente y que nunca se ha sabido que fue de ellos, hechos lamentables y alarmantes que Jesús Murillo Karam, un funcionario peñista, explicó con lo que él llamó la “verdad histórica”.

Sin embargo, nunca quedó nada claro, se hicieron algunas detenciones y un poco más de simulación, los padres de los desaparecidos viajaron por todo el país, miles de mexicanos se unieron a la causa de “nos faltan 43” y “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, un caso donde era probable en un 99%, que estuvieran muertos, dadas las características de México como país, en este tipo de casos, otra matanza más.

Después de varios años de impunidad y unos cuantos chivos expiatorios, fue detenido Murillo Karam, quien era Procurador de la República cuando sucedieron los hechos de los 43 desparecidos, él fue el inventor de la llamada “verdad histórica”, fue arropado por la 4T y ahora es “lanzado a los leones” por el régimen de López Obrador, que inexplicablemente dijo que Peña Nieto no tenía culpa en este nefasto caso.

Así queda conformada la “verdad histérica”, por parte del Gobierno Federal desde donde el Presidente López Obrador afirmó tajante, que Peña Nieto no es parte de la investigación y que prácticamente, es “inocente”, a pesar de que era el jefe directo de Murillo Karam el día de la desaparición.

Una vez más queda demostrado que en México sigue campeando la impunidad, que Peña Nieto no tiene nada que temer, a pesar de que su sexenio ha sido uno de los más corruptos y a pesar, también, de este caso en que hay 43 jóvenes que, si bien no eran blancas palomas, eran “porros normalistas rurales”, no merecían la suerte que corrieron.

Lo más probable es que ya estén todos muertos y algunos de ellos completamente disueltos, no en ácido ni otras ocas, sino “borrados” de la conciencia de un sistema político que es capaz de sacrificar a cualquiera con tal de seguir ahí, en la cima del Gobierno, para seguir sirviéndose de él y decretar quien es culpable y quien no, incluso antes de ser juzgados, la histeria y la verdad se unen en el caso Ayotzinapa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Verificado por MonsterInsights