27 noviembre, 2021

«Me voy satisfecho» asegura el Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez

REDACCION
THE BAJA POST

“Me voy satisfecho” aseguró Jaime Bonilla Valdez y dijo haber estado cerca del pueblo, aunque le hubiera gustado poder hacer más por la gente, porque nunca prometió hacer un “gobierno cupular”, a la pregunta de “¿cómo cree que lo considera la población en su desempeño como gobernador?”, dijo que “eso solamente lo puede responder la gente; está contenta la población a la que ayudamos, pero no los que obligamos a pagar impuestos y/o agua”.  

Al término de la última entrega de permisos de taxis en el IMOS, Bonilla Valdez hizo un resumen general de cómo termina su administración, “con dos o tres jornadas más”, porque su compromiso es trabajar “hasta el último día de mi gobierno”, el próximo domingo 31 de octubre en curso. 

Refirió que, “a los tres meses de iniciada la administración que me tocó encabezar, comenzó la pandemia por Covid 19… y, si bien no estábamos al 100 por ciento de colaboradores del gabinete, porque muchos se resguardaron, el Gobierno de Baja California siguió trabajando…” 

Enfático precisó: “…uno tiene que crecerse ante las adversidades… enfrentar lo que te encuentres en el camino, nunca sabes qué vas a hacer dentro de un año, y menos en una situación como en la que nos encontramos… sabíamos que teníamos un gobierno cuesta arriba por las situaciones financieras que heredamos… pero salimos avante en todo…”. 

El gobernador Bonilla Valdez puntualizó: “…les dije que iba a ser gobernador hasta el último día de nuestra administración y todavía vamos a hacer un par de jornadas… yo mañana (viernes 29 de octubre) salgo a Campeche, para atender una invitación del Presidente, voy a estar acompañándolo en la mañanera… de hecho me tengo que ir ya… pero… me siento lleno de retos y satisfacciones al mismo tiempo… luego, a veces, desesperándome porque no alcanza el tiempo para tantas cosas… quisieras ayudarle a más gente, pero…tienes que hacer lo que te tocó hacer…”.  

Al referirse sobre lo que considera que hizo bien y lo que no, respondió que “eso solamente lo puede juzgar el pueblo… la gente a la que ayudamos y apoyamos en sus necesidades opina que hicimos un excelente gobierno, muy apegado a la ciudadanía… pero, si les preguntan a algunas personas a las que obligamos a que pagaran sus impuestos o consumos de agua, claro que van a estar contentas, pero porque me vaya… es dependiendo de la perspectiva de cada quien…”.  

Recalcó lo que ha dicho durante su gestión: “Yo consideré siempre que mi compromiso es con el pueblo… nunca dije, incluso en campaña, que haría un gobierno cupular… esta administración se jactó de ir a las colonias, platicar con la gente, intercambiar ideas y proyectos, hacer lo que la gente pedía, no lo que al gobierno se le ocurría… entonces, me voy con esa satisfacción…”  

“Las cúpulas, yo nunca dije que iba a hacer una administración cupular… y yo sé que se molestaron cuando les dije que si no pagaban el agua se les cortaba… de hecho alcanzamos a cobrar más de 1,800 mdp y les estamos dejando por cobrar, debidamente documentado (con auditorías y dictámenes) un monto mayor a los 5,000 mdp en todo el Estado”, precisó. 

Con las cuentas por cobrar a los “aguachicoleros” de Baja California, como los calificó ante la Comisión de Recursos Hidráulicos en la Cámara de Diputados (federal), dijo que “…si se ponen las pilas (los gobiernos municipales y estatal), no van a tener dificultades económicas como las que nosotros enfrentamos cuando recibimos el gobierno en bancarrota, como lo dejó nuestro antecesor…” 

Abundó sobre lo que le hubiera gustado hacer en el corto tiempo de su administración, como es el “haber ido más a las colonias, porque son miles y con muchas necesidades; la pandemia nos limitó mucho, al grado de que tuvimos que suspender las Jornadas por la paz y reanudarlas luego como ´mini-jornadas´, con menos asistentes”. 

“Me hubiera gustado hacer más por mi pueblo”, dijo, para luego agregar: “… pero me voy satisfecho de que, con el tiempo que estuve, ningún día descansamos, todos los días trabajamos, pero… lo vemos, nunca se acaba el trabajo… siempre hay algo más que hacer. Ahora, la administración que viene va a encontrar muchísimas cosas por hacer… ya sean seis meses o seis años, de todas maneras, nunca terminas con las necesidades que tiene el pueblo”. 

Hizo alusión a las “diferencias” con personajes políticos-empresariales, como Jorge Hank Rhon y Arturo González Cruz, a los que en sus habituales “mañaneras” señaló con severidad, dijo no sentirse “arrepentido”, si no “al contrario, me siento orgulloso de haberlos denunciado, en particular a Arturo, que sigue todavía con una carpeta de investigación en la Fiscalía General del Estado sobre asuntos penales que tendrá que ventilar… pero no le auguro mucho éxito después de que termine… Y lo de Jorge Hank, pues nada más se hizo justicia, de que pagara agua… tenía 17 años sin pagar el agua a la CESPT… esos fueron los buenos momentos…”. 

Respecto a los probables “retos” que quedan a la próxima gobernadora del Estado, compartió su opinión de que “ella seguramente será una excelente gobernadora… yo estoy seguro de que va a hacer lo mejor, con el apoyo del gobierno federal; siento yo que va a hacer un muy buen trabajo. Va a tener muchos retos, claro, es obvio… en nuestro gobierno se solucionaron muchos problemas financieros, pero no todos… porque no todo se pudo hacer en los 20 meses que nos tocó… principalmente por lo de la pandemia… pero ella va a saber salir adelante”. 

Anticipó su confianza en que la próxima administración estatal va a continuar con esta nueva política de entrega de permisos a los verdaderos choferes de taxis, para que los consideren como patrimonio familiar. “¡Claro que sí, la transformación sigue en Baja California…!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: