9 agosto, 2022

Vandalismo en pasajes del Centro Cívico de Mexicali, oscuros rincones, realidad social de Mexicali

ALFREDO AZCARATE VRELA
THE BAJA POST/EDITOR

El viernes 10 de Junio, la Policía Municipal detuvo a dos hombres que, presuntamente vandalizaron las instalaciones de RADIORAMA y AUDIORAMA en un área del Centro Cívico que ha caído en el abandono, lo que fue un proyecto urbano para en centro de Gobierno de Mexicali, es ahora lo que en inglés se llama un Skid Row, donde indigentes y adictos se mezclan y habitan lo que alguna vez fueron oficinas y locales comerciales que ahora están en el abandono total.

Una vez más el vandalismo en esa zona de pasajes del Centro Cívico, sobre todo lo que abarca de Boulevard Anáhuac a la calle Calafia y de Calzada Independencia a Mar Báltico, un área que se ha convertido en un laberinto de locales abandonados y uno que otro negocio que aún opera ahí, como despachos de abogados o alguna oficina gubernamental, pero en su mayoría está cada vez más en el abandono.

Hay algunos que aún tienen oficinas o pequeños comercios ahí, también están las instalaciones de AUDIORANA y RADIORAMA, por ahí también hay dos o tres Notarías y los estudios California Medios entre otros, hay pasajes con terrenos baldíos donde, en un intento de rescate, se han pintado murales y en algún tiempo se intentó generar un espacio de arte y cultura.

Sin embargo, el abandono y otras opciones en otras zonas de la ciudad, le han ganado la batalla al proyecto urbano que se planeó desde los años 70s y que durante casi 20 años (o un poco más) funcionara bien, dejando una muestra de la realidad social que vive Mexicali y el país en general, una desigualdad que se refleja en lugares como los pasajes del Centro Cívico de Mexicali.

Cada noche, esos pasajes se convierten en una ciudad perdida, en un barrio sin ley, donde las drogas y otras cosas dictan la marcha de zombis que avanzan lentamente por los callejones y habitan algunas construcciones que alguna vez fueron centros de trabajo, el Centro Cívico de Mexicali, al menos en esa zona, parece no tener solución o salvación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: