6 julio, 2022

«Absurdo cerrar Hospitales Psiquiátricos en Sistema de Salud para que los cuiden sus familias»: Carlos Astorga

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR
FOTO: https://pixabay.com/es/users/geralt-9301/

Cancelar la atención de Hospitales Psiquiátricos, con el argumento de “a quienes tengan algún padecimiento mental que los cuide su familia” es un despropósito, una medida absurda, consideró el médico Carlos Astorga, en la rueda de prensa semanal del PAN, al comentar el anuncio de que los Centros Psiquiátricos cerrarán sus puertas por disposición de Andrés Manuel López Obrador.

“No entiendo lo qué pretenden con esta medida”, dijo, porque una persona con trastornos graves, que pueda presentar episodios violentos o que sufra crisis depresivas, no puede ser cuidada por su familia, es absurdo pensar que sus familiares puedan hacerse cargo de un maníaco depresivo, esquizofrénico o cualquier paciente con enfermedades mentales.

Los enfermos mentales necesitan ser atendidos por médicos psiquiatras o psicólogos, en hospitales o clínicas, no pueden ser atendidos por sus familias. Cerrar Hospitales Psiquiátricos es un grave error de la 4T.

Del mismo modo, apresurado y frívolo, en que la 4T terminó con las guarderías, afirmando que eran corruptas (todas, sin distinción, sin estudiar a fondo el tema) con el mismo exhorto de pedir que a los niños los cuidara su abuelita o abuelito, y que se les diera el dinero de las guarderías a los abuelos para que ellos se encargaran de los pequeños.

Sin embargo, de acuerdo a Carlos Astorga, no se puede comparar, se trata de enfermos mentales que necesitan de atención especializada, que no se les puede dar en la casa y que pone en peligro, tanto a la familia de los enfermos como a los enfermos mismos, pues pueden tener graves depresiones y terminar en suicidio o pueden ser violentos y atacar a sus propios familiares.

AMLO parece pasar esto por alto o definitivamente lo desconoce y no se da cuenta de las graves consecuencias que esto podría traer para toda la sociedad, porque ese dejaría, literalmente, “libres a los enfermos mentales, sin supervisión y con cero capacidad de sus familias para cuidarlos”, una vez más, el Presidente da señales alarmantes para gran parte de la población.

Tomar a la ligera un tema como la salud mental es un severo error, por parte de Presidencia o el Gobierno Federal o quien sea que haya influido en esta peligrosa decisión, más que absurda o incomprensible, es inexplicable en un Gobierno, de la tendencia política o ideológica que sea, la salud mental debe ser objeto de políticas de salud pública y no tomarse tan a la ligera como para cerrar los hospitales psiquiátricos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: