27 noviembre, 2021

La placa del autoelogio que es vituperio y la amnesia respecto a la verdadera represión

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

La verdadera represión se dio en la batalla de Constellation Brands, donde la foto de una militante enfrentando a los agentes policiacos dio la vuelta al mundo, la placa conmemorativa que Lupita Mora develó en el Centro Cívico, conmemora una represión y detención de la hoy alcaldesa y su grupo de resistencia, quienes fueron golpeados y detenidos para salir en uno o dos días, nada que ver con la violencia vivida en el Valle de Mexicali por esos mismos días.

La placa, cuya develación le dio un gran gusto a la gente de Lupita, militantes de las llamadas resistencias que le han servido de fuerza de choque en su breve, pero muy accidentado paso por la alcaldía, es un ejemplo del autoelogio, que en boca propia es vituperio, una muestra más de que una trayectoria destacada en lucha social no implica talento político para gobernar.

Lupita Mora ha olvidado que NO INFORMA y que NO HAY TRANSPARENCIA en su Gobierno Municipal, que a la prensa se le niega información, que su discurso de “puertas abiertas” se cae a pedazos cuando su política de comunicación es cerrar el paso de su oficina a los medios, seguramente por órdenes de Mora Quiñonez o de su gente, que mostraron un total desconocimiento de la función pública.

El daño económico que su “cierre” del puente pando ha causado a miles de mexicalenses, le ha pasado de noche a la Alcaldesa, no le ha importado que haya efectos nefastos en la economía de mucha gente, no ha dado explicaciones ni informado de lo que realmente se hace en un puente que lleva casi 6 meses cerrado.

Para nadie es un secreto que Mora Quiñonez operó contra la actual Gobernadora Electa, Marina del Pilar Ávila Olmeda, en campaña, que legó a hacer una “purga Stalinista” en el Ayuntamiento, que creyó que gobernar era hacer una mañanerita cada viernes, `para hacer propaganda y, desde la base del autoengaño, hacer propaganda a su favor desde un micrófono y una transmisión en vivo, que su gente CORTABA CUANDO TERMINABA para que no se viera la parte de preguntas de los reporteros.

En fin, creo que es un gran despropósito haber develado una placa de autoelogio, una placa para reclamar una represión violenta, cuando su gente le cerró las puertas a los medio0s de comunicación, regateó o negó información, convirtiendo sus “mañanerittitititas” en una burda imitación de las mañaneras de AMLO, la militante y luchadora social aplicó la técnica de Salinas de Gortari con los medios: “Ni los oyó ni los vio”.

Solo queda esperar la llegada de Norma Bustamante y ver si la artista mexicalense que el domingo en la casa de la juventud que inauguró la Diputada Federal, Julieta Ramírez Padilla, dijo que sea como sea siempre será artista, trae un cambio a la Alcaldía de Mexicali, a un Ayuntamiento que en alrededor de 7 u 8 meses fue golpeado por la propia alcaldesa sustituta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: