28 septiembre, 2021

AMLO acusa sin presentar pruebas y Diego Fernández de Cevallos lo reta a un debate

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

“Estaríamos mejor si estuviéramos mejor”, durante años millones de mexicanos sintieron que la salvación de México estaba en manos de AMLO, después de tres intentos y 18 años de campaña, el “peje” llegó a la Presidencia y ha trabajado de manera muy especial desde su mañanera, donde acusa y señala, sin mostrar pruebas y responde a señalamientos y acusaciones diciendo que “tengo otros datos” pero sin mostrarlos.

Desde Palacio Nacional, un suntuoso recinto donde vive, en su conferencia de cada día, el 7 de mayo, acusó a Diego Fernández de Cevallos de estar detrás de una intentona golpista en su contra y lo acusó de ayudar a una empresa “refresquera” a evadir impuestos, pero sin presentar las pruebas que, como parte acusadora, le correspondería presentar, sin embargo, en su régimen él puede decir lo que quiera, pues sus millones de feligreses creen cualquier cosa que él diga, es Dogma de FE.

Diego le ha respondido con una carta donde niega las acusaciones que AMLO hiciera en su contra, además le exige derecho de réplica para enfrentarlo en un debate, el abogado panista (¿o ex panista?) lo enfrenta con palabras duras y AMLO le pide, en su mañanera del 13 de mayo, que explique cómo fue el tráfico de influencias con Jugos del Valle, la empresa refresquera a la que se refería.

Sin embargo, no presenta las pruebas, que, como parte acusadora, le correspondería aportar, pero no, con el apoyo de sus seguidores, ataca en redes sociales, habla de “otros datos” que nadie sabe dónde están y acusa sin presentar pruebas o fundamento, pero para mucha gente con la palabra de López Obrador basta.

Cada mañana, cierta prensa es su “enemiga”, como Reforma, que en alguna ocasión publicó información que le favorecía, cuando remaba contra la corri8ente de un PAN o de un PRI en el Gobierno, pero allegar Andrés al poder y ver notas que lo CUESTIONABAN, afirmó que lo atacaban porque son enemigos de su 4T.

¿A dónde va México? Para unos estamos en una transformación por el bien de México, otros añoran el pasado al que quieren volver, sin entender que esas prácticas de antes fueron las que aumentaron el descontento de un sector de la sociedad que ahora, los llamados chairos, quienes desde su resentimiento social han resultado empoderados y se burlan e insultan a los fifís que quisieran que todo “volviera a ser como antes”.

A continuación la carta de Diego para Andrés:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: