19 abril, 2021

Sigilosa, silenciosa y muy discreta “pre-candidatura” de la senadora con licencia Alejandra León, y no admitirá derrota

senadora

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

La Senadora Alejandra León pidió licencia para buscar la candidatura a la Alcaldía de Mexicali, lo más recomendable era que terminara su período en el Senado y que realmente se pusiera a trabajar como Legisladora, pero al parecer el inmediatismo político es lo de hoy y a ella nunca le ha gustado quedarse atrás, sobre todo desde que se montó a la ola avasallante de MORENA que la llevó a la victoria en 2018 y al festejo que ha quedado atrás.

Ya lo dijo, tajante y definitiva, desde una postura que no corresponde a la Alejandra León que muchos conocieron hace alrededor de dos décadas, es la metamorfosis de los políticos que, debido a la naturaleza humana, prueban el poder y quieren más, inclusive tratan de imponerse, como en su afirmación de que rechazará todo resultado que no le favorezca en la “interna” de MORENA.

Lo que debe subrayarse es que Alejandra León, después de luchar desde su militancia ecologista y otras etiquetas politiqueras, llega a MORENA y de alguna manera se encuentra con la candidatura al Senado y “se saca la lotería”, se convierte en Senadora y empieza el cambio de personalidad, ahora es inaccesible, distante y solo responde el teléfono a los afortunados periodistas que gozan de su amistad, simpatía o algo así, las entrevistas con Alejandra ya no son cosa fácil.

Desde su festejo con champaña, que fue fuertemente criticado, a pedir licencia en el Senado por el simple hecho de su ambición política, Alejandra viene con todo el ímpetu de ser la siguiente alcaldesa, pero la competencia es reñida, con Norma Bustamante y Karen Postlethwaite, que sí han estado en Baja California en los últimos tres años.

Es fácil ver que Alejandra, en sus tiempos menos ostentosos (políticamente hablando) hubiera criticado severamente a algún(a) Senador(a) hubiera querido “brincar” como ella quiere hacerlo, sin embargo, la subjetividad y la autocrítica de la Senadora León en este caso, son evidentes y ella se “auto-juzga” de manera muy tolerante, a comparación de como lo haría con otros.

Lo más recomendable para Alejandra León es que se quede allá en la Ciudad de México y termine su período, ya en 2024 podría buscar otro escaño en su carrera política, pero al parecer ella no piensa así y quiere ser Alcaldesa a como dé lugar y ya dijo que, si pierde la encuesta interna de MORENA, será trampa, no admitiría ningún otro resultado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: