27 septiembre, 2020

Desconoce y demerita gobernador Jaime Bonilla la labor de medios de comunicación bajacalifornianos

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

Dificultar el trabajo de medios de comunicación, menospreciar a la capital del Estado, desafiar a la SCJN, invadir terrenos federales, humillar a sus subalternos, han sido constantes del estilo de gobernar Baja California por parte de Jaime Bonilla, que ha agredido a medios de comunicación y periodistas independientes y ha demeritado su labor, sobre todo en contra del Semanario ZETA y de la corresponsal de Reforma Aline Corpus, y en su programa de WEB-TV del sábado 18 de Julio, se refirió a una carta firmada por 86 periodistas bajacalifornianos y dirigida a la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Lamentable y preocupante actitud de un Gobernador que además de demeritar a los medios críticos, es dueño de un medio de comunicación, con el obvio conflicto de inetrés que ello implica

“Ni sabía que existían”, dijo Bonilla refiriéndose a esos medios y periodistas independientes, quien también parece ignorar que Mexicali es la capital de Estado, mostrando así una de dos: Que ignora el tema de medios de comunicación o que no está bien enterado de lo que sucede en el Estado que gobierna, donde ha cometido varios actos que dan mucho de qué hablar, además de ser una falta de respeto para quienes se dedican a este oficio o profesión, en un Estado donde gobierna una persona que cree que, por ser propietario de un medio de comunicación, sabe de periodismo. Podremos decir muchas cosas negativos de los 30 años de panismo en el Estado, pero nunca vimos este tipo de faltas de respeto o actitudes que pronto podrían llegar a los ataques e incluso agresiones, Bonilla ha demostrado ser cruel con sus subalternos y lo ha demostrado en muchas ocasiones, ha intentado pasar por encima de la Constitución y ha transgredido competencias federales con gran tranquilidad.

Amenazó a Zulema Adams, presidenta municipal de Tecate, por medio de un “emisario”, para que se votara en Cabildo como Bp0nila deseaba, ella lo ventiló en medios y Bonilla respondió con un discurso Orwelliano diciendo que “la señora se la pasaba en el salón de belleza y paseando a la CdMx” y lo que en realidad había hecho la Alcaldesa Adams había sido acudir a la Secretaría de Gobernación a denunciar el incidente con la Secretaria Sánchez Cordero.

Baja California es gobernada desde un programa de televisión, con un Gobernador con conductas muy contradictorias: desde su tribuna mediática “informa” unilateralmente, sin cont6rapesos ni cuestionamientos, normalmente con OSCAR PEREZ un médico que en ocasiones se convierte en su “patiño” televisivo, al término del show, “dan atención” a medios que generalmente son PSN (propiedad del Gobernador) y TELEVISA, al parecer el único medio que Bonilla respeta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: