29 enero, 2023

Solo una de cada 3 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama tendrá mastectomía y 5% tendrá reconstrucción mamaria

REDACCIÓN
THE BAJA POST

De acuerdo con un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020, hubo 2.3 millones de mujeres diagnosticadas de cáncer de mama y 685 mil decesos en todo el mundo. En México, esta enfermedad representa una de las principales causas de muerte en mujeres; tan solo en 2021, se atendieron 11 mil 746 casos.[1]

La mayoría de las mujeres que desarrollan cáncer de mama no siempre presentan factores de riesgo evidentes, ni antecedentes familiares; sin embargo, la edad, la obesidad, el uso nocivo del alcohol, el consumo de tabaco o la terapia hormonal posmenopáusica podría asociarse al padecimiento[2]. Por lo que la auto exploración de forma preventiva es crucial para detectar cualquier anomalía y actuar oportunamente.

Uno de los tratamientos para prevenir o tratar el cáncer de mama es la mastectomía, una cirugía que extirpa el seno o parte de este. Cuando existe un paciente con alto riesgo puede realizarse con anticipación[3]. Este procedimiento es muy eficaz para prever la reaparición del cáncer lo cual representa una alternativa y oportunidad para las pacientes. Esta opción ha salvado a muchas mujeres.

Una mujer que se somete a una cirugía para tratar el cáncer de mama puede ser candidata a optar por una intervención como parte del tratamiento integral del padecimiento. A este procedimiento se le llama reconstrucción mamaria, esta opción además de ayudar a recuperar la imagen corporal de las mujeres, contribuye al restablecimiento del equilibrio psicológico y previene afectaciones en cadera, espalda y rodillas.

«La reconstrucción de mama ha demostrado que ayuda a la recuperación de las personas. Sobrevivir no es suficiente, la mastectomía, además de afectar físicamente a las mujeres, impacta en su autoestima, su vida diaria, su entorno familiar, social y laboral. Por ello el que las mujeres puedan decidir sobre este proceso es crucial», comentó Rina Gitler, cirujana y coordinadora nacional del Consejo Técnico para la Reconstrucción Mamaria (COTREMA) y sobreviviente de cáncer de mama.

Existen diferentes tipos de reconstrucción mamaria, todos ellos encaminados a evitar futuras complicaciones ortopédicas, alcanzar el bienestar psicológico y mejorar la calidad de vida de las pacientes, desafortunadamente tan solo 5% de las mujeres tienen acceso a esta intervención.

La atención integral de cáncer de mama, incluyendo la reconstrucción mamaria, es clave para abordar el reto de salud pública que representan los tumores malignos para las mujeres en México, así como el impacto en la vida de las pacientes y el sistema de salud en su conjunto. Por ello, es fundamental continuar los esfuerzos colaborativos de los distintos actores para seguir promoviendo el acceso de millones de mujeres a recibir un tratamiento completo, seguro y de calidad en el país.

Frente a este escenario, acciones como la reciente conferencia «Presentación de Actividades en torno al mes de sensibilización por el Día Nacional sobre la Reconstrucción Mamaria 2022», encabezada por el Diputado Emmanuel Reyes Carmona, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados (Morena), donde se abordó el tema de la reconstrucción mamaria en materia legislativa ayudan a impulsar un mejor y mayor acceso al tratamiento integral de este padecimiento.

La reconstrucción mamaria en las mujeres con cáncer de mama es prioridad, sin importar la raza, color, preferencias, situación económica o creencias.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Verificado por MonsterInsights