27 mayo, 2022

Firman convenio Marina, Ayala y titular de Semarnat para proteger vocación vinícola del Valle de Guadalupe

REDACCIÓN
THE BAJA POST

Proteger, cuidar y mantener la vocación de la tierra ensenadense, sobretodo de las zonas vinícolas, autoridades de los tres órdenes de gobierno firmaron un convenio, parte del Programa de Ordenamiento Ecológico Participativo del Municipio de Ensenada, en el Museo del Vino con la presencia de la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Avila Olmeda, el alcalde de Ensenada, Armando Ayala Robles y  María Luis Albores González, secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Gobierno de México.

Armando Ayala Robles, alcalde de Ensenada, destacó que el acuerdo permitirá enaltecer a la llamada Capital del Vino Mexicano para continuar preservando y protegiendo el medio ambiente, un precedente en atención a la problemática socio-ambiental, por lo que hoy se cierran filas este el XXIV Ayuntamiento, Semarnat y el Poder Ejecutivo Estatal para que este programa se extienda en este territorio, con especial énfasis en el Valle de Guadalupe, Ojos Negros y la Antigua Ruta del Vino.

“Estamos convencidos de que el Programa de Ordenamiento Ecológico Participativo del Municipio de Ensenada, es fundamental para establecer una ruta de trabajo y dar certeza a las futuras generaciones, estableciendo la factibilidad del uso de suelo, el ordenamiento ecológico e impacto ambiental”, resaltó.

Ayala Robles recordó que previo a este convenio, era vital que este fuese aprobado por unanimidad dentro del Cabildo del XXIV Ayuntamiento en la pasada sesión del 20 de abril.

Ahora, añadió Ayala Robles, con la coordinación entre el Gobierno de México, el Gobierno del Estado y Gobierno de Ensenada, establecemos las bases para la instrumentación del proceso tendiente a la formulación, aprobación, expedición, ejecución, evaluación y modificación del programa de ordenamiento ecológico de nuestra localidad.

En este sentido,  “como Gobierno de Ensenada participaremos en los trabajos para la implementación de este programa que deriva de la estrategia nacional de ordenamiento ecológico participativo, impulsado por el Gobierno de México que encabeza el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador”.

Enfatizó que dentro de los acuerdos establecidos con los firmantes de este convenio, está la elaboración de un material metodológico y capacitación para el personal estatal, municipal e integrantes de comités comunitarios.

Al ser un instrumento netamente participativo, se dará seguimiento a los trabajos a través de la instalación del Comité de Ordenamiento Ecológico Local correspondiente, en el cual colaborará activamente el IMIP.

Al finalizar su mensaje, reiteró que para este proyecto será vital la aportación de conocimiento de ciudadanos y grupos organizados, ya que son de gran valor para todos quienes han celebrado este pacto.

Por su parte, María Luisa Albores, secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, dijo que es un honor regresar para cumplir este compromiso hecho anteriormente con el sector vitivinicultor de una de las tierras donde se produce el 80% del vino nacional.

Señaló que este compromiso se hace en pro de los y las mexicanas, del planeta y de las vides nacionales y del mundo, así como procurar el buen desarrollo de las comunidades en armonía con su entorno.

“Es una suma de voluntades encaminadas a la protección del medio ambiente y el bienestar de nuestra gente. Este es el inicio de una labor a favor del territorio, de los vitivinicultores, la comunidad científica, el sector empresarial y los tres niveles de Gobierno”, aseguró la funcionaria federal.

Posteriormente y tras saludar a los presentes, Marina del Pilar Ávila, gobernadora de Baja California, agradeció al alcalde Armando Ayala por trabajar en pro del bienestar de Ensenada, de la tierra del vino y por ser parte de este convenio junto los integrantes del Cabildo.

“Este convenio significa amor y respeto por Baja California, donde todos nos unimos para proteger el ordenamiento ecológico y cumplimos una promesa que habíamos hecho de proteger la vocación de los valles agrícolas”, refrendó el mandataria.

Avila Olmeda subrayó que el vino de Ensenada es una de las grandes insignias de Baja California y es donde está el corazón de la producción del país, ya que de cada diez botellas consumidas México, ocho provienen de los valles ensenadenses.

“El vino y nuestros productos agrícolas son parte de nuestra cultura, nuestras tradiciones y por ello es preciso cuidar nuestra tierra. El vino es un pasaporte y un lenguaje que nos da identidad como bajacalifornianos en el mundo”, expresó la titular del Poder Ejecutivo del Estado.

Finalmente, recordó a Luis Cetto, uno de los pioneros de la industria vitivinícola nacional y dueño de la marca L.A. Cetto, quien falleció el pasado 22 de abril a los 87 años y a quien le brindaron un aplauso de pie. Al evento acudieron también Iván Rico López, subsecretario de Planeación y Política Ambiental; Mónica Vega Aguirre, secretaria del Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de Baja California; Ramiro Zaragoza García, encargado de la Oficina de representación en el Estado de Baja California; Benito Bermúdez Ayala, director regional Península de Baja California y Pacífico Norte; José Luis Virgilio Garibay Ruiz, director del IMIP Ensenada; Baltazar Alejandro Palacios Pazos, director de Administración Urbana Ecología y Medio Ambiente de Ensenada, entre otros funcionarios de los tres niveles, regidores de Ensenada, titulares y representantes de las cámaras empresariales, vitivinicultores, entre otros.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: