29 septiembre, 2022

Prevén alza en actividad industrial para Tijuana y Noroeste en general

REDACCIÓN
THE BAJA POST

Después de uno de los trimestres más acelerados que ha tenido Tijuana en la última década, viene la calma. La absorción bajó por la alta demanda que hay a pesar de la poca disponibilidad y el sur de la ciudad se vuelve cada vez más atractivo para nuevas inversiones gracias al Blvd. 2000 y su acceso rápido a Tecate, Rosarito y la garita comercial de Otay, registrando un inventario Clase A con más 3.6 millones de m².

De acuerdo con el reporte correspondiente al cuarto trimestre del 2021 del mercado industrial en Baja California, elaborado por Genaro López, analista de la división de investigación de mercados de Newmark, cuyo presidente en México y director regional para América Latina, es Giovanni D´Agostino, los precios de renta se mantienen al alza, los precios de salida han continuado incrementándose alcanzando los 7 dólares por metro cuadrado al mes en el área industrial Central y Florido –Blvd. 2000; la construcción sólo puede intentar alcanzar los requerimientos, lo que dará luz a nuevos submercados en zonas de Tijuana que previamente no tenían desarrollos y la tasa de disponibilidad en Tijuana se ubicó en 0.05%, uno de los puntos más bajos de los últimos 5 años.

Para 2022 y en los próximos años, se observará un crecimiento de la huella industrial en el área del Alamar, ya que se registran aumentos en la operación de empresas de nivel mundial, pero también se pronostica un incremento en la demanda con el nuevo cruce fronterizo OTAY II, que se prevé inicie operaciones entre finales del 2024 e inicios del 2025.

El corredor Otay-Alamar cuenta con el mayor inventario (2.1 millones de metros cuadrados) y una ocupación del 100%. La construcción sigue concentrada en el Florido-Blvd 2000 con más de 196 mil metros cuadrados en proceso de edificación y otros 100 mil que iniciaron obra a finales del 2021. Varios nuevos proyectos estarán listos hasta el segundo trimestre del 2022, por lo cual se observará una baja absorción.

Tijuana se encuentra en una situación particular: con la frontera de Estados Unidos al norte, el océano pacifico al oeste y la única dirección para expansión sigue siendo el sureste de la ciudad. Los desarrolladores nuevos continúan enfocando su inversión en edificios build-to-spec Clase A.

De acuerdo al reporte del 4T2021 del mercado industrial de Tijuana, las rentas de espacios industriales continúan en ascenso por toda la ciudad, con algunos precios de salida llegando a los $7.00 dólares por metro cuadrado en el este de Tijuana. La venta de terrenos industriales se mantiene en un rango entre $120-150 dólares por metro cuadrado promedio, lo cual ha llevado al interés por renta por parte de particulares. 

Más del 75% de los casi 230 mil metros cuadrados en construcción se encuentran arrendados o en carta de intención. Opciones especulativas son limitadas y tienden a arrendarse antes de ser terminadas, lo que da unas de las disponibilidades más bajas de los últimos 5 años.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: