24 enero, 2022

Gasolinazo, inflación y aumento de precios para 2022: Memoria selectiva del Gobierno Federal

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

A partir de Enero de 2022 el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) subirá un 7.36% lo que causará aumento de precios de gasolina, cigarros, refrescos y otros productos, volviendo a la vieja práctica priista de 70s y 80s de aumentos anuales de precio, sin embargo, para el actual régimen se trata de un “ajuste”.

La memoria selectiva de un Gobierno que recuerda la historia muy a su manera puede verse cada mañana en Palacio Nacional, con una narrativa que los “nuevos periodistas” van adaptando día a día con la meta de exaltar la 4T, tratando de justificar las acciones del Gobierno de López Obrador en las preguntas y comentarios que hacen en las “mañaneras”.

Las expectativas para 2022, son de crisis económica, los inversionistas nacionales y extranjeros han empezado a sacar su dinero de México, la fuga de capitales está calculada en 292 mil 291 millones 440 mil pesos, mientras que en todo el 2020 la salida de inversión fue de 257 mil 238 millones 520 mil pesos.

Además, estos incrementos al gas, energía eléctrica y toda clase de productos, que resultarán del aumento a los combustibles, lo cual obviamente provocará un aumento de precios generalizado, que AMLO y sus funcionarios quieren minimizar, contrastando esto con los “tiempos del PRIAN”, cuando en realidad esto es, si no un retorno al pasado, sí una serie de aumentos en cascada.

La inflación esperada para 2021 en México, giraba alrededor del 3%, sin embargo, los ajustes mensuales al alza que se dieron desde marzo hasta diciembre, han dejado una tasa inflacionaria de 7.63%, la mayor en casi dos décadas, pero el Gobierno sigue repartiendo dinero, con becas y pensiones, invirtiendo en proyectos exageradamente caros, aeropuerto de Santa Lucía, tren maya y la refinería Dos Bocas.

Sin embargo, siguen los autoelogios entre funcionarios y Presidente, alimentados desde la óptica subjetiva y entreguista de una “prensa” que acuda diario a Palacio Nacional a cantar sus alabanzas, apoyados por una diáspora de Youtubers que cobran en Gobierno, pero cuyo plumaje es limpio, no son “chayoteros” y lo más temible, los bots que atacan a cualquiera que se atreva a cuestionar a la Cuarta Transformación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: