22 octubre, 2021

“Chiquirrucas”, influencers que abusaron sexualmente de migrante, lo transmitieron por Internet uno se disculpa

REDACCIÓN
THE BAJA POST

Defensores de migrantes de Jalisco, denunciaron que un grupo de “influencers” que navegan por las redes sociales bajo el nombre de las “Chiquirrucas”, quienes abusaron sexualmente de un migrante que estaba afuera de las instalaciones del albergue de una organización de apoyo a estas personas que dejan su país para buscar oportunidades fuera en este país o van en busca del “sueño americano”, sin embargo uno de ellos publicó en su cuenta de Twitter que está en contra de este tipo de cosas y se deslindó, afirmando que él estaba en Monterrey cuando todo sucedió.

Una vez más, la idiotez y la soberbia rayando en el exceso de confianza de esas “nuevas generaciones, estos vanidosos niños no vieron el ejemplo de la trsitemente célebre Yosstop y podrían terminar en la cárcel, en caso de que se haga justicia y no resulten ser “influyentes” o “juniors”

Todo sucedió el 8 de agosto, cuando estos ocurrentes influencers abordaron a un migrante y le ofrecieron 500 pesos a cambio de dejarse tocar los genitales, a lo que el hombre, con toda la necesidad y pobreza que lo impulsaron a salir de su ciudad o país natal, accedió, al terminar y pagarle, los tres influencers empezaron a burlarse de él diciéndole que el billete que le dieron era falso.

Los “ingeniosos” jóvenes, que desfilan por el hiperespacio y las “benditas redes sociales” con la etiqueta de CHIQUIRRUCAS, pensaron que era una buena idea transmitir en sus espacios su inteligentísima ocurrencia, de tal manera que, sin darse cuenta, fueron ellos mismos los que dejaron constancia y prueba de su delito.

En un comunicado de FM4 Paso Libre, de Guadalajara, asociación de apoyo a migrantes frente en cuyas instalaciones sucedió el delito, los jóvenes se burlaron de un hombre a quien, entre risas, aseguraron que dicho billete que le entregaron era falso, luego de que el hombre, quien trabaja como lavacoches en las inmediaciones, aceptara el ofrecimiento y a sus tocamientos.

Un caso más de uso indebido de las tecnologías de la información, que han permitido a esta clase de personas, tener poder y popularidad porque tienen mucho público y todo eso es solamente una muestra de la descomposición de un tejido social que se cae en pedazos y no parece tener salvación, este tipo de niños ingeniosos, usan el Internet para este tipo de aberraciones, lo peor es aque tengan público que les aplaude.

Las autoridades judiciales de Jalisco deben de tomar cartas en este asunto y abrir una carpeta de investigación para detener y, en su caso, vincular a las CHIQUIRRUCAS a proceso para poner un ejemplo, además de que es responsabilidad de varias ramas de la autoridad educar al pueblo para que usen las nuevas tecnologías de maneras más productivas y útiles.

Por su parte, uno de los influencers que pertenece a este grupo pidió una disculpa y aseguró que no está de acuerdo con este tipo de «ocurrencias» y dijo que él no participó en los lamentables hechos del Domingo 8 de Agosto, dijo que ese día él estaba en la ciudad de Monterrey y publicó un video en su cuenta de Twitter para deslindarse y discuilparse de esta lamentable muestra de la total falta de humanidad de un grupo de personas que, en muchos casos y en muchos foros, piden respetoi pero que se sienten de alguna manera por encima del promedio de lkos humanos y creen tener derecho a hacer este tipo de estupidseces que, esta ocasión fue un delito por el que deben ser juzgados y, en caso de ser hallados culpables, purgar su sentencia en la cárcel.

Las llamadas «Chiquirrucas» son un colectivo de creadores de contenido que cuentan con casi 30 mil seguidores en Instagram. El grupo de influencers está conformado por Juan Carlos Villalobos, Fer Rivera, Gabriel Roth, Antonio Álvarez y Charlie De Aguinaga, este último fue el que se deslindó de los lamentables hechos. Los integrantes de este grupo pertenecen a la comunidad LGBTTTIQ.

El fiscal del estado de Jalisco, indicó que la investigación se inició de oficio tras conocer lo sucedido y el agente del Ministerio Público está tratando de localizar a la persona agredida para conocer su versión sobre los hechos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: