1 diciembre, 2020

Golpe de realidad en elección de Coahuila, llamado de atención que MORENA debe escuchar y no descartar

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

Las elecciones de Coahuila, donde el PRI arrasó en el Congreso del Estado, con todas las diputaciones de mayoría, debe ser un llamado de atención para Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) para ver bien qué se ha hecho para que se pudiera dar este resultado, después de la marejada electoral del 1 de Julio de 2018: ¿Por qué ha perdido terreno MORENA?

En Coahuila, aparentemente el PRI ganará todas las diputaciones en juego y en Hidalgo, de 84 Municipios en competencia electoral, en no más de 5 tiene probabilidad de ganar MORENA, mientras el PRI al parecer ganará 27 de los Ayuntamientos del proceso electoral 2020, dejando en evidencia que en México no hay aprobación unánime para la llamada Cuarta Transformación o que hay muchos que se arrepienten de haber votado por el partido guinda.

Los priistas, a quienes medio México daba por muertos, obtuvieron el “carro completo” en Coahuila en lo que debe ser una llamada de atención para que MORENA baje un poco de su nube

El gobierno de López Obrador que va convirtiendo en un régimen que cada día se parece más a lo que ellos llaman el PRIAN, sobre todo en la manera de atacar a la oposición y la crítica además de sus continuos baños de pureza, están sufriendo un caso de “traje nuevo del emperador”.

Independientemente de lo que dicen ya algunos de los “voceros” de MORENA y la 4T, respecto a un fraude electoral perpetrado por el PRI, con las “viejas prácticas de siempre, con mapaches y otras mañas electoreras”, de acuerdo a voces de la 4ta. Transformación en redes sociales, al tratar de justificar la caída en las votaciones de Coahuila e Hidalgo: “Siempre han sido bastiones priistas”, afirman muchas voces de MORENA.

En su reciente visita a Mexicali, los entonces aspirantes a dirigente nacional del partido guinda, coincidieron en afirmar que han perdido dos años, después del alud electoral que puso a AMLO en la Presidencia, donde las preferencias electorales para MORENA han caído pues “lago” ha sucedido que decepcionó a muchos que votaron por MORENA en 2018, sin embargo, para “tapar el ojo al macho” dijeron que el partido ha perdido popularidad, pero el Presidente no.

La realidad está ahí, quedó patente el sentir de la gente que, al cuestionar o criticar al actual régimen son atacados, satanizados a insultados por enormes legiones de defensores de AMLO y la 4T en redes sociales, sin embargo la realidad ha dado un golpe duro y contundente al triunfalismo, aunque tampoco implica un fracaso total, es la oportunidad para MORENA de demostrar que no son como los regímenes anteriores en el tema de admitir errores y rectificar rumbo, sin embargo la soberbia política de algunos elementos de la 4T no permitirá que eso suceda.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: