31 octubre, 2020

Lentitud del 911, ambulancia sin equipo y desinformación en IMSS, afirma mujer que perdió a su madre por COVID19

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST

“Mi madre falleció de COVID”, explica Susana Vázquez Becerra hija de una mujer que falleció el 15 de Septiembre en la Clínica 30 del IMSS, señaló que ella y su mamá habían presentado síntomas de coronavirus, se aislaron y estuvieron cuidándose, sin embargo cuando la señora tuvo una crisis, tuvieron que llamar al 911 para pedir una ambulancia.

El 8 de Septiembre a las 2.28 de la mañana llamaron al 911 para pedir una ambulancia, que legó hasta las 3:10 de la mañana, casi tres cuartos de hora después, sin oxígeno, “tuvimos que prestarles el equipo que rentábamos para oxigenar a mi madre, porque ellos no traían ese equipo en el vehículo de auxilio y no nos dejaban subir en la ambulancia”.

“De haber sabido en qué condiciones la llevaban en la ambulancia y lo que tardaron en llegar y en llevársela, yo la hubiera subido a mi carro para llevarla a la Clínica 30 y tal vez hubiera sido mejor” asegura Susana, quien además dijo que el contacto con los médicos en el hospital es bastante limitado para los familiares de los enfermos.

Una doctora llamada Brenda Ruiz le dijo que su mamá tenía neumonía y que había llegado al hospital inconsciente y con los dedos azulados pero que no había sido intubada, al día siguiente le llama otra doctora de nombra Imelda González y le dijo que su mamá estaba intubada desde que el momento que llegó al nosocomio, que le habían hecho la prueba COVID y que el resultado tardaba 10 días.

“Hay muy poco personal, el único contacto con los médicos es por teléfono y solo de lunes a viernes, la ambulancia que llegó tenía muchas carencias de equipo, en el hospital no hay personal suficiente”, aseguró Vazquez Becerra y dijo que buscará la forma de que se haga justicia porque ella considera que su madre murió por negligencia, en el acta de defunción dice “SOSPECHA DE COVID”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: