3 diciembre, 2022

A un año de la Reforma a leyes laborales referentes al outsourcing: ¿Beneficia a la fuerza de trabajo?

REDACCIÓN
THE BAJA POST

A un año de la entrada en vigor de la reforma al outsourcing en México, se ha avanzado positivamente en materia de derecho laboral en beneficio de la fuerza de trabajo, aunque aún existen responsabilidades pendientes de cumplir por parte de los empleadores, así como retos para las instancias gubernamentales.

Felipe Miguel Carrasco Fernández

Así lo consideró Felipe Miguel Carrasco Fernández, docente del Posgrado en Derecho en CETYS Universidad Campus Mexicali. “Con un buen cimiento de la ley en derecho laboral, que garantice la valía a las garantías de los trabajadores, se beneficia el desarrollo profesional e impacto en el crecimiento económico de la sociedad mexicana, aspectos que vino a reforzar la entrada en vigor de la reforma laboral en materia de outsourcing en septiembre de 2021”, indicó. 

Añadió que, principalmente, la modificación realizada prohibió la subcontratación de personal para combatir las malas prácticas vinculadas a este esquema de relación laboral que anteriormente sirvió en algunos casos, para vulnerar derechos de los trabajadores establecidos en la Ley Federal del Trabajo.

La actualización de las siete leyes implicadas en esta reforma; la Ley Federal del Trabajo, la Ley del Seguro Social, la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, el Código Fiscal de la Federación, la Ley del Impuesto sobre la Renta, la Ley del Impuesto al Valor Agregado y la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, trajo para la fuerza laboral mexicana diversos beneficios, de entre los que se destacan:

  • Mejores condiciones laborales en los espacios de trabajo.
  • Reparto de las utilidades correspondientes con los puestos desempeñados.
  • Certidumbre en el ambiente laboral.
  • Garantías laborales y contratos correctamente celebrados.
  • Reconocimiento a la antigüedad.

 Los empleadores también han percibido beneficios, por ejemplo:
Mejoría en el clima laboral y organizacional.
Menor riesgo de accidentes laborales.
Ahorro en la curva de aprendizaje del capital humano y crecimiento en la propiedad intelectual de la empresa.

Eficiencia en los servicios y elaboración de productos.

Los cambios en las entidades gubernamentales se ven reflejados en:
La recuperación de los impuestos evadidos con la figura de subcontratación.
Regular el servicio de contratación de empleados especializados en la industria.
Elaboración de mecanismos para la supervisión del cumplimiento de la reforma.

También, existen empresas especializadas que prestan servicios administrativos o de arrendamiento como proveedores externos, y que están contempladas en esta reforma bajo la obligación de inscribirse en el Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (REPSE), padrón a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). 

“Para poder registrarse, estas empresas debían acreditar que cumplían con sus obligaciones en materia fiscal y de seguridad social. Este padrón es público y las empresas deben renovar su registro cada tres años”. 

El docente de la Maestría en Derecho dijo que es a través de estos cambios a la ley como la fuerza laboral del sector formal en México obtiene certidumbre en su desempeño, así como la seguridad de recibir una remuneración por el servicio prestado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Verificado por MonsterInsights