27 noviembre, 2021

RFC obligatorio para mayores de edad, ¿responsabilidad ciudadana o persecución fiscal?

REDACCIÓN
THE BAJA POST

“Mucho se ha especulado respecto a la interpretación del dictamen donde se establece que no se impondrán sanciones y que esta población permanecerá en lo que se conoce como rubro de sin actividad económica; sin embargo, “se han expuesto posturas a favor y en contra de ello, porque en muchas ocasiones al alcanzar la mayoría de edad, no necesariamente se cuenta ya con una actividad laboral”, señaló Armando Reyna Ballesteros, coordinador de la Licenciatura en Inteligencia de Negocios e Innovación de CETYS Universidad Campus Mexicali, respecto al obligatoriedad de sacar un Registro Federal de Causantes (RFC) al llegara la mayoría de edad.

Durante las últimas semanas en México se ha comentado mucho sobre la aprobación de la miscelánea fiscal 2022 y las principales conversaciones giran en torno a algunas discusiones en sus reservas, particularmente sobre la obligatoriedad para que los ciudadanos de 18 años se registren ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) a través de la obtención de su Registro Federal de Contribuyentes(RFC), una clave única compuesta por letras y números que permite la distinción entre personas físicas y morales con actividad económica en el país. 

¿Cómo pueden obtener su RFC los nuevos ciudadanos mayores de edad?

Existen dos procedimientos disponibles para obtener este registro federal. El primero de ellos consiste en solicitar directamente una cita en el SAT y acudir a las oficinas más cercanas llevando consigo la documentación necesaria: 

  • Clave Única de Registro de Población (CURP)
  • Comprobante de domicilio fiscal
  • Identificación oficial vigente
  • Acuse de preinscripción en el RFC, en caso de haber iniciado el trámite en el Portal del SAT 

El segundo consiste en ingresar al portal oficial sat.gob.mx y acceder a la opción de obtención de RFC con CURP. Tras introducirlo y escribir el código captcha se validará la información y el sistema preguntará si realiza o realizará una actividad que le generará ingresos en forma habitual o esporádica. 

Después de contestar algunas preguntas más, se desplegará un acuse o recibo de inscripción en el RFC incluyendo la Cédula de Identificación Fiscal (CIF) para descargarla en formato PDF o imprimirla directamente. En este caso, el procedimiento es muy sencillo y garantiza la seguridad de hacerlo antes de que entre en vigor esta disposición. 

La controversia

Vale la pena reflexionar, añadió el académico, sobre el impacto de esta disposición. Algunos especialistas aseguran que la medida debe apreciarse como un acto de responsabilidad ciudadana que ayudará a evitar el robo de identidad y fraudes utilizando a los jóvenes para registrarlos como propietarios de empresas fantasma y también contra las empresas factureras o nomineras, además de fortalecer la cultura fiscal porque exhorta la contribución de los mayores de 18 años, a quienes no se les obligará a pagar impuestos si no se encuentran activos laboralmente. 

Otras opiniones coinciden en que esta medida conlleva riesgos de seguridad respecto a la gestión de la información y no queda claro cómo se llevará a cabo, adicional a la complejidad que representa que cada año, una gran cantidad de ciudadanos adquieren la mayoría de edad. 

“Argumentan que es una medida controladora y de persecución fiscal que no combatirá la suplantación de identidad, sino que realmente está orientada a ejercer presión y atentar contra los jóvenes que comienzan a generar ingresos y/o disponen de empleos temporales o informales, y que esos casos se verán severamente afectados económicamente; además de una multa que podría oscilar entre 3 mil 870 y 11 mil 600 pesos para quienes no acaten la medida, consideran incluso que pudiera leerse como una violación a los derechos fundamentales de los jóvenes”. Cualquiera que sea la postura adoptada por especialistas, ciudadanos en general y principalmente por los jóvenes de 18 años en adelante, a quienes esta nueva medida impacta de forma directa, a partir de 2022 será necesario cumplir con esta disposición fiscal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: